Guía de Viaje a Venecia

Por fin hemos conseguido conocer Venecia y hemos estado 4 días visitando esta curiosa ciudad. Durante los próximos capítulos iremos escribiendo nuestra particular y personal guía de viaje a Venecia, explicando lo que hemos conocido, nuestras impresiones y algunos trucos para disfrutar mejor de la capital del Véneto.

Nuestro plan de viaje era muy tranquilo, llegar a la ciudad con unos buenos mapas y guía e ir descubriendo sus rincones poco a poco, sin prisa, sin un recorrido o unos objetivos prefijados y marcados que nos hubierna llevado a estrresarnos.

Sin que importe perderse (hecho inevitable por otra parte), buscando ese lugar apartado y tranquilo (entre los miles de turistas que la visitan a diario) e intentando conocer las costumbres y lugares de reunión de los vecinos y no lo que las guías dicen que debes visitar.

Creo que lo conseguimos y disfrutamos de esos días realmente.

Por avanzar un poco sobre lo que iremos escribiendo, creo que las claves del éxito de este viaje fueron:

  • hotel céntrico, al lado del puente Rialto, que te permita llegar a cualquier punto de la ciudad cómodamente
  • no marcarse rutas, en Venecia son imposibles de cumplir
  • dejar que el tiempo pase sentados en alguna plazita (campo, como ellos le llaman) y saboreando un Spritz
  • alejarse de los puntos de interés turístico y sus visitantes

Y algunas cosas que nos sorprendieron, por ejemplo:

  • no es una ciudad más cara que Barcelona (pese a que en un primer momento lo pueda parecer)
  • el placer de no oir ni un ruido de coche ni tener que mirar a lado y lado de la calle antes de cruzar durante los 4 días
  • la densidad del tráfico de embarcaciones por el gran canal
  • la forma de los autobuses de japoneses (aquí “caravana de góndolas”)

Deja un comentario