Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Encuentros con Osos en Canadá

Aunque poco frecuentes, los encuentros con osos en los parques naturales de las Rocosas Canadienses suceden de vez en cuando. Los consejos básicos para enfrentarse a estos momentos de subida de adrenalina son varios, aunque los mejores son los consejos para evitar estos encuentros.

Evitar encuentros con osos

En tus excursiones por las montañas lleva unos cascabeles colgados de la mochila y ve hablando en voz normal continuamente: de esta manera si un oso, o cualquier otro animal, advierte tu presencia, lo más probable es que se aleje de ti.

Y si te encuentras con un oso

Es recomendable llevar encima un spray “anti-osos”, que venden en todos los centros de visitantes, y en muchas tiendas y un buen cuchillo de montaña, por si te tienes que defender.

Si estás dentro de tu coche: no bajes del coche, no aproximes el coche al animal, no lo alimentes y no estés más de un minuto observándolo. Es decir, intenta no perturbar los hábitos y costumbres del animal, para que no se acostumbre a los humanos y no nos perciba como fuente de comida o amenaza.

Si estás paseando por cualquier sendero y te encuentras con un oso, un folleto explica cómo debes comportarse en esos casos (PDF al final). En resumen, lo primero que debes intentar averiguar en tus encuentros con osos es te han visto ellos a ti o no.

Consejos para encuentros con osos en Canadá

Si el oso no te ha visto

Si el oso no te ha visto el consejo es que intentes alejarte de él de forma tranquila y sin hacer ruido para no llamar su atención (y sin darle la espalda, por si acaso). En cuanto puedas da aviso a los guardas del parque indicando el lugar donde has tenido el encuentro.

Si el oso te ha visto

Si el oso te ha visto los consejos del folleto son muy graciosos: ¡debes intentar deducir el estado de ánimo del oso! ¿Está curioso, indiferente a tu presencia o agresivo? ¿Se acerca a ti, está quieto o se aleja? Si lo notas agresivo ¿es en modo defensivo o depredador? Si está pasota es como si no te hubiera visto: aléjate de él sin darle la espalda y sin hacer ruido. Si se aleja de ti, déjalo hacer y no intentes acercarte para verlo desde más cerca para que no provocarle un cambio de opinión.

¿Y si te ha visto y se está acercando a ti? ¿Curiosidad o ataque defensivo? En ambos casos hay que evitar salir huyendo sin más: estate quieto, mantente lo más tranquilo posible, no parezcas amenazador, háblale en voz firme, intenta aparentar más tamaño del que ocupas (abre los brazos y tu chaqueta, si sois varias personas poneos juntos y aparentar ser solo uno, …), no le des la espalda y no salgas corriendo o puede considerar que eres una presa fácil, no te quites la mochila puesto que, llegado el momento, puede proteger tu espalda de un zarpazo.

Si el oso siente curiosidad háblale con voz firme, apártate de su camino pero si te sigue quédate quieto de cara a él, grita y muéstrate agresivo intentando intimidarle y si se acerca demasiado usa tu spray. Si “solo” se acercaba a ti por curiosidad es posible que con estos consejos logres que huya de ti.

Si el oso está en modo defensivo, protegiendo su comida o a sus cachorros, lo más natural es que tenga una actitud amenazadora, avanzando hacia ti pero sin llegar a atacar: te amenaza para que te alejes. No parezcas amenazador, habla con voz tranquila y aprovecha el momento en que deje de avanzar para comenzar a alejarte despacio pero sin darle la espalda. Si sigue acercándose ha llegado el momento de usar el spray y si llega a tocarte debes hacerte el muerto (boca abajo y separando las piernas para que no pueda girarte, la mochila te protegerá la espalda) hasta que se vaya. Los ataques para defenderse no duran más de dos minutos, pasado este tiempo el consejo es que te defiendas como puedas con tu cuchillo, piedras, o troncos ya que puede que el ataque haya pasado de “defensivo” a “depredador”.

Si el oso te considera una presa lo verás corriendo hacia ti, persiguiéndote. Lo primero es intentar escapar metiéndote en alguna construcción, en el coche o trepando a un árbol. Si no puedes escapar esta vez “no te hagas el muerto”, utiliza tu spray y pelea por tu vida, intenta intimidarle gritando y tirándole o pegándole con lo que tengas a mano (piedras, ramas, lo que sea), demuéstrale que no eres una presa fácil. Este tipo de ataque es el menos habitual pero el más peligroso ya que el oso busca tu muerte para devorarte.

¿Cómo de frecuentes son los encuentros con osos?

Poco. Durante nuestro viaje, en el que estuvimos 14 días recorriendo carreteras y senderos por los parques naturales de British Columbia y Alberta vimos dos osos el mismo día en un tramo de menos de 2 kilómetros, ambos casi al lado de la carretera y desde el interior del coche. Hay muchos osos, pero no suelen estar cerca de los lugares más turísticos y transitados por humanos y normalmente son ellos los que evitan el contacto con nosotros. De todas formas, conocer cómo comportarse o, al menos, qué no hacer en ningún caso puede ayudarte en el remoto caso de encuentros con osos cara a cara.

El enlace al folleto que te puedes descargar es: Bears and people (PDF). Encontrarás explicaciones relacionadas con el ciclo de vida de estos enormes mamíferos y otros datos y consejos interesantes.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.