Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Día 20. Calgary Stampede, Rodeo en Alberta

Este iba a ser nuestro último día en Canadá y lo pasaríamos visitando la Calgary Stampede, la feria de rodeo y espectáculos que se celebra cada año en Calgary y que dura 10 días. Ellos mismos lo definen como «el mayor show al aire libre del mundo».

El ambiente tanto en la ciudad como en el recinto ferial era muy animado. Prácticamente todos los asistentes (canadienses o no) íbamos ambientados con elementos de western: botas, sombreros hebillas, lazos, estrellas de sheriff… además de un buen rollo generalizado y ganas de pasarlo bien.

Calgary Stampede

El recinto ferial donde se celebra la Calgary Stampede es enorme y se divide en muchas secciones. Hay pabellones dedicados a agricultura y ganadería, un gran «mercado» del oeste donde comprar de todo, exposiciones de carruajes, de los diferentes cuerpos del ejército, exhibiciones de oficios artesanales…

También hay una gran explanada con todo tipo de comida (tacos, hotdogs, oreo, donuts, todo tipo de fast food que puedas imaginas, tanto dulce como salado) y varias tiendas de sombreros de cowboy, tejanos, piel, hebillas…

Pero sobre todo, lo que encontrarás en la Calgary Stampede son competiciones, todas relacionadas con el western. Las hay para adultos y para niños: herrar caballos, esquilar ovejas, carreras de diligencias y carromatos… y el gran rodeo que se celebra cada día y donde se montan caballos y toros salvajes, se tira el lazo a terneros, se doman ponis, y se hacen carreras de caballos, entre otras actividades.

¿Yeehaw o Yahoo? Hay mucho debate sobre el «grito de guerra» de la Calgary Stampede. Si la visitas oirás ambos gritos repetidamente, y los leerás en carteles. Si buscas la clarificación en Google encontrarás defensores de las dos facciones. No te preocupes, utiliza el grito que quieras, o los dos, lo importante es pasarlo bien y reírse.

Por último, también hay varios escenarios y pabellones dónde durante la tarde y la noche se celebran conciertos y fiestas musicales y en una zona está el poblado indio, con varios tipis donde siguen viviendo algunas familias de las First Nations.

Una nota: pese a que la mayor parte de la feria es al aire libre solo se puede fumar en lugares delimitados, y solo se puede beber alcohol en espacios concretos y cerrados a los menores de edad. ¡Así que fuera de ellos solo refrescos y café!

Calgary

Todo eso era lo que nos esperaba para el último día de nuestro viaje, así que nos pusimos nuestros sombreros de cowboy y nos dirigimos hacia Calgary. Estábamos alojados en las afueras de la ciudad, cerca del aeropuerto y sabíamos que ir en coche podía ser complicado por el aparcamiento así que utilizamos el transporte público para llegar al centro de Calgary y desde ahí a la Calgary Stampede.

Además era el primer día de las celebraciones, y su inauguración es un gran desfile por las calles principales de la capital de Alberta. En el desfile participa la Policía Montada de Canadá, los participantes profesionales de las competiciones, carromatos, coches antiguos, majorettes, bandas de música… Por la combinación de trenes llegamos cuando ya había terminado y solo vimos los restos.

Camino al Grandstand

Tras tomar unas fotos y subir al segundo tren, llegamos al enorme recinto ferial. El acceso al recinto es de pago, pero si has comprado entrada para alguno de los espectáculos ésta incluye el acceso al recinto. Habíamos comprado nuestras entradas para el Rodeo antes de comenzar el viaje así que solo tuvimos que hacer un poco de cola para entrar.

El Grandstand es dónde se celebra los espectáculos más grandes y atractivos como el rodeo y las carreras de carros y tiene el tamaño de un estadio de fútbol con diferentes graderías para el público y una pista central donde se compite. El espectáculo comienza todos los días sobre las 13h00′ y dura unas 3 horas. También hay sesiones nocturnas.

Íbamos con suficiente tiempo por lo que antes de dirigirnos al estadio paseamos un poco por alguna de las zonas de tiendas, parque de atracciones y comida. La extensión de puestos de comida es inimaginable, casi todo refrito o redulce, desde luego hambre no se puede pasar.

Rodeo

Tras la cola para entrar al estadio y un rato de ascensores y escaleras encontramos nuestras butacas y esperamos a que comenzara el espectáculo. Como era el primer día, lo primero que vimos fue la ceremonia de inauguración de esa edición de la Calgary Stampede, con discursos, banda de música, desfiles de caballos y banderas, la presentación de los participantes de ese día…

Y por fin llegó el momento. El gran espectáculo del rodeo iba a comenzar y no nos decepcionaría.

Comenzaron con unos cuantos jinetes montando caballos salvajes sin silla, solo con unas riendas (lo que llaman Bareback). Luego la competición de tirar el lazo e inmovilizar terneros (Tie-down roping), seguido de más doma de caballos esta vez con silla (Saddle Bronc). Tras esto pruebas femeninas de velocidad en la carrera de barriles (Barrel Racing) y después a monta de toros (Bullriding). Todo terminó con la prueba junior de doma de ponis (Junior Wild Pony Races) y la entrega de premios.

Fue un espectáculo divertido y emocionante, lo veréis en las fotografías y vídeos que pudimos hacer. No se hizo largo en absoluto, en las pausas entre las diferentes exhibiciones aparecía en escena un «payaso de rodeo» entreteniendo al público y metiéndose con los participantes y presentadores. Durante alguna de las domas de caballos y toros también estaba en la arena, suficientemente lejos, pero en la arena.

Una gran diferencia con otros espectáculos con animales es que en este caso parece más respetuoso con el animal. Ninguno de los actos donde aparecen caballos o toros salvajes dura más de medio minuto, el reto es lograr mantenerse encima del animal durante ese medio minuto (con el mejor estilo posible, eso sí), momento en el que suena una bocina y otros jinetes recogen al competidor de la espalda del animal (si no se ha caído antes al suelo). Tampoco se utilizan armas o se hiere al animal en ningún momento. El mayor riesgo en los rodeos es siempre para el humano.

El rodeo es una experiencia que hay que vivir una vez en la vida, el ambiente en el estadio, la tensión de los competidores, la bravura de los animales. Nos encantó y nos reímos mucho.

Paseando por la Stampede

Después del rodeo seguimos nuestro recorrido por el recinto de la Calgary Stampede. Bajando de nuestra grada en el estadio vimos el parque de atracciones desde arriba, seguramente no nos daría tiempo de visitarlo, igual que otras partes de la enorme extensión de terreno que ocupa la Stampede.

Pasamos por los establos donde tienen a los caballos, ovejas y animales de granja. Vimos la exposición de carruajes de época y las demostraciones de algunos oficios como el herrero moldeando herraduras.

Y poco a poco llegamos a la siguiente visita que, sí o sí queríamos hacer: el poblado indio.

El Poblado Indio

Puede sorprender e incluso extrañar que una de las atracciones dentro del recinto sea un poblado indio. En realidad ese poblado no es un artificio montado expreso para la ocasión. Los diferentes tipies y edificios en esa zona se utilizan durante todo el año y hay alguna de las familias de las Primeras Naciones que viven en ellos.

Es decir, que el poblado indio dentro de la Stampede es más una casualidad y, desde luego, propicia el acercamiento de las culturas ancestrales que poblaban América con los visitantes de la Calgary Stampede.

Cuando llegamos el Jefe Indio, en el escenario, estaba dando un discurso en inglés y explicando lo que a continuación diría en su lengua nativa. El cambio de entonación y ritmo cuando comenzó a hablar en su lengua fue tan notable que se hizo el silencio pese a la cantidad de personas que estaban escuchando. La cadencia de la voz y su tono sonaban relajantes y tranquilizadores pese a que no entendíamos lo que decía. Su voz tenía un poder difícilmente explicable.

Después comenzaron cánticos y danzas típicos y tras unos minutos nos encaminamos hacia la zona de viviendas para ver auténticos tipis indios. En este poblado indio hay alrededor de una docena de tipis, en sus tiendas indias tradicionales las Primeras Naciones mantienen la esencia de su vida anterior a la invasión europea, y de hecho alguna de las familias sigue viviendo en ellas.

Además, nos permitieron entrar en dos de ellos. Creemos que son los que tienen como «exposición» porque la densidad de objetos dentro difícilmente permitiría habitarlos: pieles de animales, armas, utensilios de cocina, comida secándose, ropas… de todo.

Volviendo hacia el centro de la Stampede seguían con danzas tribales pero como se nos estaba echando el día encima no pudimos pararnos demasiado: quedaba mucho por ver y muy poco tiempo.

Más exposiciones y conciertos

Queríamos acercarnos a alguna de las zonas de conciertos, que comienzan por la tarde y duran hasta la hora del cierre y de camino nos encontramos con varios stands de las fuerzas armadas canadienses.

De hecho estaban representados todos los cuerpos del ejército: rangers, alta montaña, aviación, marina… con muestras de sus vehículos a los que niños y mayores podían subirse. También estaba el stand de reclutamiento, para que quien quisiera se informara o alistara.

Llegamos al pabellón Nashville North donde se celebran conciertos de música country. Con aforo limitado y una cola para entrar de un par de horas según nos dijeron. Lo bueno es que la música se oía desde fuera y pudimos estar un rato al menos escuchando country de verdad (no teníamos tiempo para hacer colas). Después intentamos el concierto del espacio Coca-Cola, un escenario al aire libre y sin limitaciones de espacio o entrada, pero tras más de media hora de retraso no tuvimos más remedio que pensar en volver al hotel. Al día siguiente volaríamos pronto de vuelta a casa y teníamos las maletas por hacer.

En resumen, un día de espectáculos a los que en este lado del Atlántico no estamos acostumbrados y nos faltó tiempo. Quizá con un par de días en vez de uno solo hubiéramos podido asistir a un concierto, a alguna otra exhibición de oficios, pero sobre todo a alguna otra competición como las carreras de diligencias y carromatos.

CS - The Greatest Outdoor show in Earth

CALGARY STAMPEDE

Entrada:
Depende de los espectáculos a los que se quiera asistir y la situación de la butaca. Un día de rodeo puede costar de 30$ a 300$ e incluye la entrada al recinto ferial. Para más detalles consulta la web de la Calgary Stampede. La entrada al recinto son 20$.
Horarios:
Dura 10 días del segundo viernes al tercer domingo de julio, el rodeo es diario a las 13h15′ y también hay un show nocturno además de conciertos y otras actividades programadas.
Dirección: 1410 Olympic Way SE, Calgary, Canadá
Coordenadas GPS: 51.038004, -114.053487
Más información:
Calgary Stampede Rodeo
Calgary Stampede Attractions
Calgary Stampede 2017 Mapa (PDF)

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.