Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Día 19. Hacia Calgary, Alberta

Llegó el día de abandonar los parques naturales de las Montañas Rocosas y dirigirnos hacia Calgary, en Alberta, a unos 200 km de donde estábamos alojados. Así que, para aprovechar al máximo decidimos despedirnos pasando de nuevo por la Bow Valley Road, donde habíamos visto los osos, para meternos a la altura de Banff en la autopista hacia Calgary.

Últimos kilómetros por las Rocosas

Después de desayunar empaquetamos nuestras cosas y de vuelta al coche. Íbamos a recorrer por última vez la carretera de Kootenay para abandonar definitivamente British Columbia y volver a Alberta. Al llegar a Castle Junction nos metimos en la Bow Valley Road para intentar encontrarnos con algo más de fauna antes de encaminarnos a Calgary, la capital de Alberta.

No hubo suerte, ni más ciervos, ni un oso… solo a lo lejos vimos lo que nos pareció un águila, desde uno de los miradores de esta carretera. Eso sí, tuvimos un día soleado perfecto para andar un rato por el bosque si hubiéramos tenido tiempo, no como en los anteriores en que la lluvia no nos permitió alejarnos demasiado del coche.

El último mirador en el que paramos fue en la Trans-Canada Highway, pasado Banff. Desde allí tuvimos las últimas vistas a la cordillera Rundle con el río Bow en medio y, por tanto a las Montañas Rocosas.

Pasado ese punto el paisaje aún tiene algunas montañas, como las «Three Sisters» (Tres Hermanas) y la «Heart» (Corazón) coronando el lago de Los Arcos y la carretera continua paralela al río Bow.

Llegada a Calgary

Pasado Kananaskis, el paisaje cambia radicalmente y se convierte en grandes llanuras de ranchos, sin casi bosques ni elevaciones. Es una tierra de ganaderos, el auténtico Oeste Americano, no muy diferente del de hace un siglo excepto en la tecnología y maquinaria de que ahora se dispone. Puede sonar anecdótico o pensar que este paisaje es más propio de Estados Unidos, pero por lo que leímos y nos contaron el auténtico «far west» es el de estas llanuras de Alberta.

Tanta tradición hay, que la feria de ganado y rodeos más famosa y multitudinaria del mundo sucede en Calgary, y asistiríamos al días siguiente. Lo explicaremos en la próxima entrada.

Entrando ya en Calgary, vimos las instalaciones donde se celebraron los XV Juegos Olímpicos de Invierno de 1988. Paramos a comer en un Wendy’s (hamburguesas mucho mejores que en McDonald’s o Burger King) y luego seguimos hacia el hotel.

Podríamos haber dedicado un rato a conocer la ciudad, pero lo que habíamos leído sobre ella en cuanto a turismo no nos había llamado mucho la atención y prescindimos de su visita. Así que dedicamos la tarde a averiguar cómo llegar en transporte público hasta el complejo donde se celebra la Stampede, tendríamos que ir al día siguiente. También estuvimos en un par de centros comerciales para hacer algunas compras antes de recogernos y prepararnos para el gran evento de nuestro último día en Canadá.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.