Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Comer en Viena

Antes de visitarla, pensaba que Viena debía ser una ciudad donde comer resultaría caro. Y aunque es cierto que tiene opciones para todos los bolsillos, es sencillo encontrar restaurantes y cafés que ofrecen menús con precios que oscilan entre los 10 y los 15 € y se puede desayunar en un verdadero palacio por 5 ó 6 €.

Por los lugares más concurridos de la ciudad, bien sea por turistas o por sus habitantes, es habitual encontrar “casetas” en medio de la calle donde venden bollería, café, sandwiches, shawarmas, frankfurts, pizzas, bebidas … es la opción rápida y barata para un tentempié.

También hay montones de cafeterías, donde lo habitual es desayunar o merendar. En Viena gusta el dulce, los escaparates y neveras de estas cafeterías están repletos de diferentes tipos de tartas, aunque destacan la famosísima tarta Sacher (para los amantes del chocolate), la de Mozart (con dulce de pistacho) o la Apfelstrudel (típica tarta de manzana) que, evidentemente, no hay que dejar de probar.

NOTA: La tarta Sacher, en alemán Sachertorte es una tarta de chocolate típica de Viena. Consiste en dos planchas gruesas de bizcocho de chocolate separadas por una fina capa de mermelada de albaricoque y recubiertas con un glaseado de chocolate negro por encima y los lados. El chocolate que cubre la torta permite que se conserve períodos largos de tiempo.

Tarta Sacher y Mozart

Como curiosidad, si pides un café en cualquier lado, te lo sirven siempre (sin excepción) con un vasito de agua.

Lo hemos escrito anteriormente pero repetimos el consejo: es un placer a precio muy asequible desayunar en algunas de estas cafeterías. Evita reservar tu hotel con desayuno incluido, no solo no vale la pena sino que te perderás una gran experiencia en lugares como el Hotel Sacher (quizá un poco colapsado por su fama) el Café Central, (imprescindible) o el Café Scharzenberg.

Pasteles en el Café Central

Dejando de lado desayunos y meriendas, a medio día tampoco es difícil encontrar dónde comer a precios razonables en el centro de Viena. Nuestro consejo es comparar cartas y menús y elegir al gusto.

Aunque un lugar donde se debe comer es alguno de los restaurantes de la cadena Wienerwald, especializados en “pollo a la vienesa” y en concreto en “escalopa vienesa”. No he comido pollo rebozado más sabroso, crujiente y poco aceitoso en la vida y las raciones son tan abundantes que pidiendo la ensalada de pollo hay más que suficiente para comer.

En los restaurantes más típicos, lo normal es que el menú conste de un pequeño entrante (sopa, o ensalada) y un plato principal abundante e incluya una bebida (agua) pero ni postres ni cafés.

Menú del Cafe Museum

En resumen, el centro de Viena, además de ofrecer un impresionante aspecto imperial es un buen lugar y posee montones de sitios donde disfrutar de la gastronomía y repostería propias de la ciudad, os hemos mencionado algunos cafés y restaurantes, pero hay muchísimos más donde elegir para desayunar, comer, cenar o tomarse un refrigerio a cualquier hora del día.

DONDE COMER

Más información sobre algunos lugares en los que estuvimos y de los que disfrutamos:
Hotel Sacher
Cafe Central
Cafe Museum
Cafe Scharzenberg
Wienerwald

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Deja un comentario